Boda

¿Podemos celebrar una boda dominical?

¿Podemos celebrar una boda dominical?

Elegir una fecha de boda es difícil. Hay tantos horarios que enfrentar, además de la disponibilidad de sus lugares favoritos y su presupuesto. Si tiene como objetivo la temporada alta de bodas, esas noches de sábado ya pueden estar llenas, y las que son gratuitas podrían tener un costo que destruye el presupuesto. Entonces, ¿puedes saltarte la noche más popular y optar por una boda el domingo por la noche? Nuestros expertos tienen algunos consejos para que funcione para usted.

Los sábados por la noche son las opciones más comunes para bodas porque son muy convenientes. Los huéspedes pueden viajar los viernes por la noche o los sábados por la mañana, y luego regresar a casa los domingos, todo sin tener que tomarse un tiempo libre del trabajo solo para celebrar con usted. Con eso, sin embargo, viene una tarifa más alta y disponibilidad limitada. Es la ley de la oferta y la demanda en el trabajo: solo hay tantos sábados al año (¡y aún menos durante la temporada de bodas de primer nivel!), Por lo que los lugares pueden cobrar una prima. Eso significa que podría tener dificultades para encontrar un sábado que se ajuste a su horario y su presupuesto, que es donde entran las noches libres. No solo tendrá más suerte de encontrar un domingo disponible en el lugar de su elección, sino que también puede ahorrar un poco dinero en efectivo mientras estás en eso!

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de casarse un domingo? Aquí hay algunos consejos para que funcione para usted y sus invitados.

Sea respetuoso con los horarios de los huéspedes.

Sabes que el sábado por la noche es el momento más conveniente para celebrar una boda, así que si planeas el domingo, tenlo en cuenta. En lugar de una fiesta nocturna, opta por un brunch o una boda al comienzo de la tarde. Esto les dará tiempo a los invitados para viajar cuando termine su boda o los llevará a la cama lo suficientemente temprano como para que puedan hacer el viaje al amanecer del lunes.

Comprende tu participación.

Su resultado final podría ser menor si se casa un domingo, y su recuento de invitados también podría serlo. Incluso si planea organizar su boda más temprano en el día, existe la posibilidad de que algunos invitados (especialmente aquellos que tendrían que viajar más lejos o tener hijos en la escuela) simplemente no puedan asistir. ¡No se desanime, sin embargo! Aún tendrá un grupo central de invitados que estarán encantados de celebrar con usted. Por otro lado, sin embargo, si la mayoría de sus invitados son locales, podría terminar con más invitados de los que esperaba. En realidad, no es demasiado perjudicial ni inconveniente, y si sus seres queridos tienen calendarios sociales repletos, es más probable que tengan un domingo por la tarde o noche gratis que un sábado por la noche.

Tenga cuidado con los fines de semana festivos.

Los fines de semana como el Día de los Caídos y el Día del Trabajo parecen buenas opciones, ya que casi todos tienen el lunes libre (convirtiendo el domingo en otro sábado por la noche). Sin embargo, viajar durante estas vacaciones (¡así como habitaciones de hotel!) Puede subir de precio, haciendo que asistir a su boda sea una gran inversión. Los lugares como los hoteles también tienen una gran demanda, lo que significa que probablemente no ahorrarán mucho dinero. Antes de reservar, solicite a su lugar que proporcione precios de fin de semana para que pueda tomar una decisión informada sobre cuánto costará.

Empaca tu horario.

Organizar una boda los domingos significa que no podrá tener un brunch del día después (a menos que haya elegido una fecha larga de fin de semana), por lo tanto, cambie las festividades a la noche del sábado con una fiesta de bienvenida. O, si tiene una ceremonia matutina y una recepción de almuerzo o almuerzo, haga una "fiesta posterior" más tarde en la noche. Sirva vino y aperitivos o sus cócteles favoritos, y realmente disfrute el día de su boda completo, todo antes de la hora habitual de acostarse los domingos por la noche.

Ver más: Cómo decidir quién recibe y quién no recibe una invitación para su boda

¡Que sea divertido!

El hecho de que su boda sea el domingo no significa que deba reducir los buenos momentos. Todavía puede servir cócteles fabulosos, contratar a la banda que ama y decorar su lugar de la noche a la mañana, incluso si la última llamada está más cerca de las 9 p.m. que la medianoche. Y recuerde, si ustedes dos se divierten, ¡sus invitados también lo harán!